Reyes y guantes

El uso de guantes en todas las culturas ha sido signo de distinción y por supuesto ha sido ampliamente usado por la realeza. Los reyes en las civilizaciones antiguas, como Tutankamon, eran enterrados con los guantes puestos. Emperadores griegos y romanos los usaron, distinguiendo entre los mitones (chirothocae) y los de dedo entero (digitalia). Homero y Virgilio dejaron constancia del uso de guantes por los reyes tanto en la Eneida como en la Iliada y Odisea.

El emperador Carlomagno, en el año 790 dio derechos a los monjes de la orden Sithin para la producción de guantes con pieles de diversos tipos.

En los primeros siglos de la cristiandad, los obispos bendecian pares de guantes para ser usados en las coronaciones de los reyes. En el museo británico se pueden ver retratos de Henry VIII con guantes, uno de ellos sosteniendo una espada con mano enguantada.

Diversos impuestos y tributos eran pagados con guantes, como los tributos pagados a Ethereld II por una sociedad de comerciantes alemanes.

Edward IV (1442-1483) fue en el siglo XV un gran promotor de la guantería en Inglaterra, comprándose unos 300 pares de guantes al año. Probablemente tuvo que ver con la prohibición de importar guantes de fuera de Inglaterra que no se sabe muy bien en que año se hizo efectiva entre el siglo XIV y XV, pero que duró unos 400 años. La industria empezó a crecer gracias a este rey, y se extendió con Henry VIII en el siglo XVI.

En cuanto a Francia, Enrique VI de Navarra (1553-1610) fue el promotor de las artes y la moda de los guantes en Francia, aunque Napoleón y su esposa Josefina fueron también poseedores de cientos de guantes, y para su coronación en 1804 se hicieron guantes “souvenir” que costaban 33 francos el par. Después de anular su matrimonio con Josefina ordenó unos 300 pares, y durante la guerra de los Cien Dias unos 60, aunque se encontraron sólo unos 6 a su muerte. Henry III de Francia era tan fan de los guantes que no se los quitaba ni para ir a dormir.

En España, Carlos IV (1748-1819) tenia especial deblilidad por las mujeres que llevaban guantes blancos, tanto que prohibió su presencia enfrente de él. Lo hubiera pues pasado fatal en la America de los años 50 donde el guante blanco hasta la muñeca fue tendencia arrasadora.

Published in: on abril 5, 2010 at 8:29 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://loveofaglove.wordpress.com/2010/04/05/reyes-y-guantes/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: